Ciudades (prisiones) de aire

ciudades de aire.jpg

© Santiago Torralba

Hay libros que desde las primeras páginas se convierten en necesarios. Por lo certero, por lo oportuno y porque contienen las palabras exactas que uno mismo hubiera deseado escribir si hubiera tenido similar clarividencia. Las Ciudades de Aire de Antonio Fernández Vicente, compañero de Facultad, es sin duda uno de ellos.

Invadidos (¿anulados?) por la dependencia de los teléfonos móviles, de las redes sociales e Internet y las consecuencias que esa peligrosa combinación conlleva de frivolidad, superficialidad y dependencia, es grato encontrar voces que se revelan desde la disonancia contra estas nuevas dictaduras que dirigen y embrutecen mientras que manejan, no ya millones y millones de dólares, sino lo que es más preocupante, el poder más absoluto y el dominio de las conciencias.

Ya no son las grandes compañías petroleras ni los grandes bancos los que manejan los hilos: ahora son las nuevas empresas en las que la ¿comunicación? es su arma de batalla: Apple, Amazon, Google… las que poseen los resortes del mundo y las que  ejercen autoridad total (y dependencia) en las personas que lo habitan. Paradójicamente, esos objetivos de comunicación iniciales tienen hoy como consecuencia directa el aislamiento y el aborregamiento que, como si de un rebaño se tratara, se conduce cabizbajo sin más horizontes que las órdenes del Gran Hermano. En este sentido, son obligadas las referencias al 1984 de Orwell donde el individuo asiste a su propia destrucción en favor de la comunidad artificial que habita, bienpensante y sumiso protegido, eso sí, por la siempre alerta Policía del Pensamiento.

Por eso y por bastantes cosas más, las Ciudades de Aire de Antonio Fernández son un territorio necesario a través del que es posible levantar la voz y dejar un testimonio de rebeldía y de desobediencia a las leyes que marcan los dueños del mundo que poco a a poco van agrandando su abrazo y acogiendo en su malévolo regazo a gran parte de la humanidad.

Pues eso: imprescindible.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Ciudades (prisiones) de aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s